Otro proyecto que dejaré a medias

Etiqueta: pasado

El peor plato de Navidad que hayas probado jamás – 2 de 642

Supongo que he tenido suerte si no soy capaz de recordar un mal plato por Navidad. La mesa se convertía aquellas noches en un campo de futbol y, sobre él, una alineación con la que era imposible perder el partido. Imagina.

En la portería, el cangrejo. ¿Quién se iba a atrever a meterle un gol a un bicho de cáscara dura, diez patas y dos pinzas por guantes?

Lomo, chorizo, jamón y carne mechada… ¡Vaya defensa! No imagino delantero capaz de enfrentarse a una zaga tan ibérica sin salir siendo un pringado. Literalmente.

Los langostinos son los reyes del centro del campo repartiendo el juego hacia las bandas donde, quién si no, se encuentran las gambas. Para ellas, más pequeñas y rápidas, es sencillo recorrer el campo y hacer lo que mejor saben: gambetear.

Y en la delantera, para cerrar tan magno equipo, el pavo relleno. El de mi abuela, ¡no acepten imitaciones! Con gran cuerpo, buena presencia y capaz de matar al que quiera morir de sabor.

Seguir leyendo

Quién tuviera 15 años…

Quién tuviera 15 años y estos sueños. Los mismos que ahora, pasada la barrera de los 30, me sorprenden mirando al infinito.

Quién volviera a susurrarle a mi oído que el miedo es cobarde, que se esconde si le enfrentas. Pero que siempre volverá. Que será una lucha interminable que nunca debes perder pero sabiendo que jamás terminarás de ganar.

Quién le chivase al infante que fui que besar no era tan importante si los labios no eran los correctos. Que el boquerón era sólo un pez que se perdería contracorriente en el mar de saliva adecuada. Y que no llegaría a naufragar.

Quién tuviera la capacidad de explicarme que el tiempo se agota. Y las personas. Que una mañana cualquiera perdería una de mis sonrisas favoritas. Y que lo que más me asustaría sería olvidarla. El hecho de dejar de visitarla en el pozo de mis recuerdos que se sigue llenando de nuevas historias.
Llorando sobre mojado.

Seguir leyendo

La mala memoría que recuerdo

“La felicidad consiste en tener buena salud y mala memoria”.

En el gran universo de Internet se atribuye esta cita a diferentes autores y no sabría dilucidar para vosotros cuál fue el primero que la acuñó. Yo particularmente se la oí por primera vez a Pepe Domingo Castaño en el Tiempo de Juego de la Cadena Cope.
Y no podría estar más de acuerdo.

Quien me conoce bien sabe de mi increíble capacidad para olvidarlo todo. Por poner un ejemplo: para mí, y debe ser un gen familiar porque mi hermana también lo soporta, el 90 % de las películas son nuevas independientemente de las veces que las haya visto.

Y donde digo “películas” podéis englobar libros, series, etc. Es una condena a la que todavía no consigo acostumbrarme y que bien me sirve la mofa de mis allegados.

– Pero ¿cómo puede ser que no recuerdes el final de la peli? ¡Si la vimos ayer!
– Lo sé, pero es que no consigo recordar que pasaba con el chiquillo rubio al final…
– ¡PERO SI ESA ES LA CLAVE DE LA PELÍCULA!

Seguir leyendo

© 2021 Félix Vida Web

Tema por Anders NorenArriba ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies